DIY: collar de entretenimiento



Hoy os traigo un post ligerito, un DIY muy sencillo y rápido pero que os puede ser muy útil. Por cierto, antes de nada, un saludo desde aquí a mi madre que quedó altamente indignada porque en el post de los tubos sensoriales no tuve a bien aclarar que DIY son las iniciales de “Do it yourself”, o lo que es lo mismo, “hazlo tú mismo” en español.

Pues lo que decía, hoy os traigo un DIY de lo más fácil y obvio, pero que puede salvaros un momento de crisis. Yo lo utilicé por primera vez cuando tenía que coger yo sola un avión con Vera.

En realidad es algo tan sencillo que iba a limitarme simplemente a colgar la foto en Instagram, pero para los que no me seguís en esa red social, lo pongo también por aquí (si queréis seguirme también allí mi usuario es lamadrigueradevera).

Y bueno, el propio nombre del post es ya bastante evidente: se trata de un collar para que el bebé se entretenga. Esto puede ser bastante útil cuando necesitas tener distraído al bebé con algo más o menos silencioso, no muy grande, que no se le caiga de las manos y que te permita tenerlo encima tuyo (al bebé, digo).

Y ya está, para hacerlo necesitáis unas cuentas para el collar, a ser posible que sean coloridas y vistosas, y muy importante que no tengan ningún borde puntiagudo ni rasposo, porque es muy probable que el bebé se las meta a la boca. Yo he utilizado estas tan monas que compré en Tiger y que me salieron las dos bolsas por 4€ (por cierto, que en el Tiger hay cosas chulísimas para las manualidades!). También necesitáis un hilo, más o menos gordos para que resista los posibles tirones del bebé, pero que no sea de cuero ni nada por el estilo para que no se vaya “deshaciendo” en la boca del bebé. Yo he utilizado este que es tipo “cola de ratón”, según me dijeron en la tienda.

Y respecto a cómo se hace, creo que es más que evidente: metes las cuentas en el hilo a tu gusto, le haces un nudo (las puntas del final puedes quemarlas con un mechero para que queden más “cerradas”), ¡¡y a jugaaaaaar!!

Nos leemos la semana que viene con el post de los descubrimientos de los cinco meses, espero.

Un abrazo,

Clara.


Si has leído este post, quizás te interesa este otro:

Cómo hacer unos preciosos tubos sensoriales para tu bebé

Comentarios