Descubrimientos de los seis meses

¿De verdad ha pasado ya un mes? ¡No me lo puedo creer!

Bueno, con Vera habiendo cumplido ya los siete meses, os cuento nuestros descubrimientos de los seis meses, donde los protagonistas han sido la fase del pregateo y la alimentación complementaria

Sin más, aquí van los descubrimientos de este mes:


-Pelota Oball con palo de lluvia. No conocía este producto, pero desde que entró en casa, nos conquistó. Se la regalaron a Vera unos amigos (gracias!!) y, aunque al principio creo que le daba un poco de miedo, ahora le gusta mucho y se dedica a ir persiguiéndola por casa. Está muy chula porque los agujeros hacen que le sea muy fácil de agarrar, y el ruido que hace el palo de lluvia al girar le llama mucho la atención y le motiva a ir a por ella.


-Rodilleras para el gateo. Como os he dicho, durante el último mes Vera ha estado en la fase del pregateo (aún sigue en ella, aunque ahora ya ha pasado a reptar y es capaz de perseguirme por toda la casa, es el fin oficial de la tranquilidad). Y aunque como ya os comenté, en casa tenemos un suelo de goma para que juegue, a ella lo que más le gusta es salirse y estar en “el suelo de verdad”. Y cuando lleva un rato para delante y para atrás en el suelo, si la he dejado con las piernas al aire (cosa que ahora en verano es habitual) acaba con las rodillas muy rojas. Es por esto que le compré estas rodilleras tan estupendas de la marca GoBabyGo, que la verdad es que van genial, incluso para ponérselas en el parque si la dejo en el suelo. 

-Piano para los pies. Esto también fue un regalo que nos hicieron nada más nacer Vera y que tenía guardado en el armario esperando que llegara su momento. Un día, dado que cuando Vera está muy contenta lo que hace es gritar y mover mucho las piernas (como todos los bebés a su edad) pensé en sacárselo, y le gustó mucho. Aunque la verdad que eso de tocarlo con los pies como que no va con ella, a ella le gusta tumbarse encima y tocarlo con las manos como buenamente puede. Y lo que más le gusta de todo es el pequeño espejito que trae en la parte de arriba (ya sabemos de la fascinación de los bebés en general y de Vera en particular por los espejos). 


-Libro de tela personalizado. Para hablar de esto antes debería hablaros de una pequeña serie que enpecé hace unas semanas en Instagram llamada #loscuentosdevera.

Creo que ya os he hablado aquí alguna vez de lo que a Vera le gustan los cuentos y de lo que a mí me gusta leérselos. Tanto es así que me he vuelto una friki de los cuentos infantiles y ahora sigo por las redes a todas las editoriales infantiles y a cuentas que enseñan libros. Así que pensé, oye, pues vamos a enseñar los nuestros. Total, que los estoy mostrando poco a poco, así que, ya sabéis, si os interesa, seguidme.

El caso es que creo que uno de los últimos cuentos de nuestra biblioteca merece una mención especial, porque no es algo que podíais encontrar en las librerías. Descubrí a “Mi TEA Mentes Geniales”, cómo no, a través de Instagram, y me enamoré de todas y cada una de sus creaciones. Les encargaría algo todas las semanas. 

Por si fuera poco, la historia detrás de la empresa también me enamoró: María es una madre que emprendió un nuevo rumbo profesional después de que a hijo le diagnosticaran TEA (Tractorno del Espectro Autista). Fundó la marca para poder tener un trabajo que, además de ganarse la vida, le permitiera cuidar de su hijo, y el resultado son estos preciosos libros llenos de talento, cuidado y creatividad (y no sólo libros, tienen mucho más material didáctico, Montessori y para niños con necesidades especiales, echadle un vistazo, son geniales!). A mí me ha encantado el resultado y a Vera aún más, os aseguro que desde que nos llegó el pedido se ha convertido en uno de sus juguetes favoritos.

-Y ya para el final os he dejado el descubrimiento más importante de este mes de cambios, el que ha revolucionado [más] nuestras vidas y con el que cada día seguimos aprendiendo: el baby led weaning. Os recuerdo que hice un post hablando sobre esto la semana pasada, podéis leerlo aquí.

Y nada más por hoy. Como siempre, espero que os haya gustado y os haya resultado útil, y os recuerdo que podéis leer los post de los descubrimientos de los meses anteriores. Está el de los cuatro meses y el de los cinco.

Una vez más, muchas gracias por leer. Volvemos por aquí la semana que viene.

Un abrazo,

Clara.

Si has leído este post, quizás te interesa...


Comentarios