Lo que construiremos, lo nuevo de Oliver Jeffers


Cuando allá por febrero, además de vivir en la feliz ignorancia de no saber la que se nos venía encima,  supe que Oliver Jeffers iba a publicar nuevo libro, todos mis sentidos se activaron. Cuando además leí cómo él mismo describía sobre qué trataría la historia, y que estaba dedicado a su hija, tuve la certeza de que me iba a encantar. Jeffers dice que su nuevo álbum ilustrado es "un poema que habla sobre qué es el hogar, la importancia de la familia y la fortaleza de los vínculos invisibles de cualquier relación de amor, en las buenas y en las malas". Lo que construiremos, afirma su autor, habla "sobre el potencial de lo que vendrá, lo bueno y lo malo, y sobre cómo, al final, las personas nos necesitamos las unas a las otras". Con esta descripción, no me digáis que no se os hace la boca agua. A mí desde luego sí.


Para quienes estéis leyendo esto y no sepáis quién es Oliver Jeffers, os diré que es uno de los autores de literatura infantil más aclamados de los últimos años. Su último cuento, Estamos aquí, que ya os enseñé en su día y que es uno de nuestros favoritos, ha sido un auténtico bestseller mundial del que hasta se ha hecho una especie de peli/documental para niños

Hasta ahora, en casa solo teníamos "Estamos aquí", pero desde que lo compramos, mis ojos van por las librerías y las bibliotecas buscando sus obras, y os puedo decir que se ha convertido ya en mi autor infantil favorito. Este verano sacamos de la biblioteca La niña de los libros, una auténtica preciosidad, pero tengo un montón más fichados para el futuro, como El destino de Fausto, El día que los crayones renunciaron o Perdido y encontrado, entre otros. Eso sí, tendré que esperar, porque son para niños un poco más mayores. Aunque yo creo que tampoco tendré que aguantar mucho mis ansias, yo creo que a los 3 años y medio - 4 años se pueden leer perfectamente la mayoría de ellos.


Igual que también deberé esperar un poco, desgraciadamente, para entregarle "Lo que construiremos", que lleva desde el viernes en mi poder porque obviamente no podía aguantarme para leerlo y el mismo día que llegó a la librería fui a comprarlo. Y bueno, qué voy a decir. Que es una preciosidad.

Con este libro, Jeffers consigue, de nuevo, hacer eso que él sabe hacer tan bien, y es hablarle a los niños de una forma clara, tratándolos como personas inteligentes, asombrosas y capaces. Que no es poco. Y al mismo tiempo que hace todo eso, consigue envolverlo todo en una poesía, en un realismo mágico precioso, y en el caso de "Lo que construiremos", en esa droga del amor que es la paternidad y la maternidad que te deja k.o. 


Leerlo es siempre muy especial porque cuando lo haces sientes que le está hablando también a tu niño interior. Pero en el caso de su nuevo libro, esto va más allá, porque este nuevo cuento trata precisamente sobre eso, sobre la relación que construimos con nuestros hijos. Sobre cómo estos primeros años tan intensos, preciosos y agotadores se quedarán para siempre en nosotros y nos acompañarán cuando queramos recordar quienes fuimos entonces y entender quienes somos ahora. 


El libro, una recopilación de "planes para un futuro juntos", es una preciosa pregunta abierta que Jeffers se hace sobre qué será de la relación con su hija cuando el tiempo pase y las cosas cambien, así como una promesa de que su futuro será lo que ellos dos quieran que sea, capeando lo que venga -porque de todo habrá- con amor y esperanza.


Es, en fin, una historia muy tierna, que es cierto que todavía tendré que esperar como un año o así para darle a Vera (puede que incluso más), pero que a todos los que tengáis niños de cuatro años/cuatro años y medio en adelante, os recomiendo muchísimo (a no ser que seáis locas como yo, claro, que os lo podéis comprar ya para guardarlo y darlo en el futuro, que eso es una cosa que yo hago mucho).

Y nada, que esa era mi aportación de hoy, pasarme por aquí a recomendaros este cuento. Y si todavía no conocéis al autor, recomendaros en general que os paséis por una librería o una biblioteca e indaguéis en su obra, porque los valores de paz, convivencia y amor por la naturaleza que transmiten sus libros, la simpleza con la que se dirige a los niños en temas muy complejos, y en general, el buen rollo que desprenden sus historias, os aseguro que son muy recomendables.


Así que ya estaría, hasta aquí por hoy. Un abrazo grande,

Clara.

"Construyamos una puerta donde no había ninguna.
Construyamos una casa que sea nuestro hogar.
Yo construiré tu futuro, y tú construirás el mío.
Construiremos un reloj que marque nuestro tiempo".

        "Lo que construiremos", Oliver Jeffers. 

Si te ha gustado este post, quizás te interese...

Comentarios