Cuentos para preparar la llegada de un hermano

Hola a todos! 

Como estáis? 

Bueno, creo que este post no deja mucho lugar a dudas, pero por si acaso, sí, en casa estamos preparando la llegada de un hermanito (hermanita, en realidad). Qué emoción!! Y qué nervios, y acojone, y de todo!

Y bueno, digo “preparando” por decir algo, porque en realidad preparar preparar no estamos preparando prácticamente nada… yo con esto de que es el segundo estoy muuuy relajada. Al final, seguro que me pilla el toro. 

Y nada, lo cierto y verdad es que aunque algunos de los que me leéis habitualmente penséis que íbamos a estar “trabajando” el tema desde hace mucho tiempo con cuentos, os diré, y aunque esto sea tirarme piedras contra mi propio tejado, que la verdad es que no lo estamos haciendo 

Para empezar, y quienes me leéis de hace tiempo probablemente ya sepáis que no soy especialmente fan de los “cuentos para”. Me parecen bastante moralistas y que, en general, desprecian el mayor beneficio que, desde mi punto de vista, tienen los cuentos, que es leer por leer, leer por disfrutar, leer sin pretensiones. 

Dicho esto, es innegable que los cuentos son una gran herramienta para hacer llegar mensajes a los niños, inculcarles valores o ayudarles a anticiparse a situaciones o a cambios en su vida. Y bueno, obviamente tener un hermano es un gran cambio en la vida de un niño, así que, ahí pueden estar los cuentos para poner su pequeño granito de arena y ayudar a que la cosa sea más llevadera para todos. 

Ahora bien, es cierto que si bien soy una loca de los cuentos, también soy extremadamente tiquismiquis y no me gusta cualquier cosa. Además, con los cuentos sobre este tema me pasa un poco como con los cuentos para empezar el cole: muchos parten de la premisa de que el cole es “malo” y no le va a gustar a los niños, o que el niño está triste por ir al cole y cosas así. De esta forma, no le están dando al niño la oportunidad de ilusionarse: le están anticipando las cosas malas antes de tiempo y, generando, desde mi punto de vista, una ansiedad innecesaria. Que todas esas cosas malas de las que hablan los cuentos probablemente lleguen y aparezcan en la vida del niño, pero dejémosles que las descubran por sí mismos y no que estén ya condicionados por lo que han leído.

Es por esto que, en el tema de cuentos para preparar la llegada de un hermanito, diferenciaría un poco dos secciones: los cuentos pre-hermanito y los cuentos post-hermanito. En el primer grupo yo incluiría las historias que son así como de preparación, de antes de que nazca la criatura. Se trataría de cuentos más bien descriptivos, en los que intentamos explicarle al niño, sin dramatismos, lo que va a pasar. También cuentos en los que igual se habla del gran amor que ahora les tendremos a los dos y cosas así, así como aquellos en los que se explica, más o menos, cómo va a ser el “día D” para el hermano mayor, con quién se va a quedar, etc. 

Por otro lado, en los cuentos post-hermano, yo incluiría, ahora sí, los cuentos con drama. Los cuentos para curar celitos, básicamente. ¿Porque para qué le vas a contar a un niño que va a venir un intruso a robarle los juguetes y su atención si luego al final igual hay mucha -pero mucha- suerte y él eso no lo vive así? Los cuentos de este grupo yo solo los compraría si fueran necesarios. En caso de emergencia, por así decirlo. 

De esta forma, en realidad, y siendo totalmente honesta, no creo que haya que comprar gran cosa en un primer momento. Yo por ahora solo he comprado un cuento. No descarto comprar alguno más (en el texto indico cuál), pero por ahora, con lo que tenemos me parece suficiente, y ojalá que siga siendo así, porque significará que la cosa ha ido más o menos bien. 

Aún así, soy consciente de que en el mercado hay bastante más oferta además de lo que hemos comprado, así que paso ahora a poneros por aquí lo que me parece más interesante, aunque sé que me estoy dejando mucha cosa fuera, ya que se trata de una lista que he ido haciendo durante mucho tiempo, años incluso, incluso antes de tener claro que quería tener más hijos, pero que ha ido teniendo varios descartes en el proceso. Sin más, espero que os  resulte útil: 



-Todos sois mis favoritos. Un clásico. Seguramente lo hayáis visto varias veces en librerías. Con unas ilustraciones adorables, es un libro muy tierno -de los mismos creadores del. magnífico “Adivina cuánto te quiero”, un libro imprescindible- sobre cómo los padres queremos a todos los hijos por igual. Por el momento, este es el único libro que tenemos en casa sobre este tema. A menudo, al hablar sobre la hermanita, me encuentro a Vera diciendo todas las cosas que ella sabe hacer y la hermana aún no. Y aunque entiendo por qué lo dice y puede parecer interesante porque en la mayoría de analogías sale “ganando”, la verdad es que creo que hay que evitar las comparaciones, aunque puedan parecer favorables hacia el mayor. Este cuento les ayuda a entender que aunque ellos sean diferentes entre sí, papá y mamá siempre los van a querer a todos por igual, sin distinciones. Y esto es algo que cuesta entender, sobre todo para el mayor, que está acostumbrado a ser la persona del mundo más importante para sus padres. Y ahora, pues bueno, ese trono será compartido, y esto hay que asumirlo y puede generar mucha inseguridad -totalmente entendible- en el mayor. Y creo que este cuento traslada un muy bien mensaje en este sentido. También está disponible en catalán


-Tú y yo, el cuento más bonito del mundo. Este libro entraría dentro de esa categoría de cuentos post-bebé, de esos de comprar solo si hacen falta. Pero dentro de esa categoría, diría que es de los que más me gustan. El cuento está narrado desde la perspectiva del hermano mayor, que cuenta la ilusión que le hace tener un nuevo hermano desde el momento en el que sus papás se lo dijeron. Pero, poco a poco, el mayor cuenta cómo, con la efectiva llegada del pequeño, se va sintiendo, sin quererlo, triste, y no sabe lo que le pasa. Es un cuento que creo que narra todo este tema desde una muy buena perspectiva de educación emocional, siendo realista pero sin demasiados dramas, y con un lenguaje bastante accesible para los niños, y que además sabe llevar muy bien el hilo del drama hacia un final bonito y que puede conectar muy bien con el niño mayor. 


-Uno más. Este cuento no está mal. Quiero decir, es un cuento divertido, que básicamente habla sobre la cuenta atrás de lo que es tener un hermanito, desde la perspectiva de un mayor que está impaciente porque nazca el pequeño. Pero no enseña realmente qué supone tener un hermano. Ni las cosas buenas, ni las malas. Y no pasa nada, sirve para eso, para acompañar la emoción de el hermano mayor, y para eso puede estar muy bien, aunque bueno, yo busco algo más preparatorio, que explique más cómo va a ser el proceso. No obstante, esta puede ser una historia divertida que le guste al hermano mayor y que le ayude un poco a saber más o menos cuándo nacerá, en medidas de tiempo que él puede entender (porque al final, si tú le dices a un niño pequeño "va a nacer en marzo" o "dentro de cinco meses", él no sabe que significa eso. Sin embargo, si le dices, como la madre de este cuento "cuando ya no pueda verme los pies", pues eso ya sí que es algo que ellos pueden manejar mejor). 


-Lulú tiene un hermanito. No es que en esta casa seamos híperfans de Lulú, pero alguna vez que hemos ido a la biblioteca sí hemos leído alguno de sus cuentos y la verdad es que, en líneas generales, creo que están muy bien. Este sigue la tónica general de la colección: un libro divertido, alegre, muy colorido, con un formato lleno de solapas para jugar, y con detalles que le pueden llamar la atención a los niños,  como una ecografía real y cosas así. De hecho, creo que es otro que vamos a comprar, porque cumple perfectamente con lo que estoy buscando en un cuento de estas características: explica cómo es el proceso de irse al hospital los papás, la niña se queda con los abuelos, y vuelven con el bebé. El bebé al principio no hace gran cosa, mamá está muy ocupada con él pero también le puede seguir dedicando tiempo a Lulú... es un cuento optimista pero al mismo tiempo realista, metiendo pequeñas dosis de las cosas que le pueden parecer "mal" al hermano mayor pero sin  plantearlas como una gran fatalidad. Vamos, que pienso que es un cuento ideal para este cometido de prepararnos psicológicamente para un nuevo miembro en la familia. 


-You were the first. Y acabo esta selección con este bonito cuento en inglés que me gusta un montón. No va exactamente sobre tener un hermano, aunque también, pero la historia está centrada en el mayor, de ahí su título: You were the first (Tú fuiste el primero). En el libro repasan toda la infancia del niño, explicándole todas las cosas en las que él fue el primero, y acaba haciendo un alegato a cómo nadie podrá nunca quitarle ese "puesto": "Tú fuiste el primero en enseñarnos a cómo ser padres / algún día, podrá haber un segundo / o un tercer bebé / que duerma en la cuna amarilla con su lazo alrededor / pero tú siempre serás el primero". Adorable, ¿verdad?

Pues nada, hasta aquí mi pequeño popurrí de cuentos para preparar la llegada de un hermanito. Sé que hay muchos más por ahí, pero estos son aquellos a los que yo le veo más sentido y que, al menos a mí, me encajan.

Sin más, muchas gracias por leer, y que Dios nos pille confesados. 

Un abrazo,  

Clara. 

Comentarios