Cuentos para el día del padre

Hola queridos, ¿cómo estáis?

Bueno, pues por el título del post es bastante obvio, ¿no? Hoy vengo hablaros de cuentos para regalar a papá por el día del padre, o que leer con papá en general. El Día del Padre y de la Madre han quedado desterrado -o al menos eso creo - en la mayoría de las escuelas, y menos mal, porque gracias al cielo hoy las familias son diversas y hay niños que no tienen padre, o que tienen y no los ven, o que tienen dos madres, o mil  circunstancias más. Con lo cual, celebro que este día se haya quedado fuera de las aulas, lo que no quita, evidentemente, que si hay un papá  -o varios- en casa, este día sea una ocasión excelente para regalarle -o que el papá regale a los niños, esto me gusta aún más- uno de estos cuentos. Para mí, ya lo sabéis, no hay mejor regalo que un cuento, porque cuando regalas un cuento, estás regalando mucho más que un libro: estás regalando conexión, recuerdos, y amor. Pero bueno, que me callo ya, que me meto en mi misma turra de siempre.

Sin más, paso a enseñaros mi lista de cuentos:

-¡Mira, es papá! Los libros para bebés en formato cartoné -páginas duras- siempre tendrán un lugar especial en mi corazón, porque fue con ellos con los que empezó mi amor por los cuentos. Me encanta, además, su formato, pensado para los más pequeños. Este cuento es perfecto para los más peques de la casa. Habla de los distintos tipos de papás que hay -empieza por el del bebé, el papá humano- y luego va enseñando distintos papás de animales -ya sabéis que siempre digo que la temática de animales siempre triunfa con los bebés- acompañándolos de distintas cualidades que tiene cada uno. Lo digo, si tienes un peque de alrededor de un año y buscas uno con la temática "papá", este es tu cuento. 

-P de papáEste fue el primer cuento que Vera le regaló a su padre por el día del padre. Es sencillo, es divertido, es muy gesticulable, y a los niños de 1-2 años les encanta. Lo único malo en ese sentido es que las páginas son de papel, no duras, con lo cual no puede ser para bebés, bebés. Pero bueno, que el cuento está muy bien y a nosotros, en su día, nos dio mucho juego.


-Violíneste famosísimo cuento -de mi favoritos de esta maravillosa colección, ideal para bebés y que incluí en mi lista de favoritos para el segundo año de vida- no habla en sí de la figura paterna, pero los que ya lo hemos leído -o cantado, en mi caso- mil veces sabemos que es la última página, donde dice “mua, mua, mua, un beso de papá”, la que lo convierte en una excusa tan tonta como ideal para que sea un cuento que lea papá.

-Tengo un papá. Una de las novedades de este año para el día del padre, un cuento que me encanta y que tiene una combinación ideal entre ser un cuento para pequeños (porque el formato es el típico de bebés, así pequeño, cuadradito, con páginas duras y redondeadas) y las imágenes son de animales con sus crías, pero luego el lenguaje es así como poético y algo más complejo, pero sin pasarse. "Tengo un papá que me abraza fuerte cuando tengo miedo/ que vuela cometas y da volteretas/ que me sube a hombros para ver más lejos". Precioso, ¿verdad? Que, por cierto, este cuento tiene su "cuento pareja", para las madres, Tengo una mamá.

-Papá, por favor, consígueme la luna. Un clásico de la literatura infantil de nuestros días bajo el inconfundible sello de mi adorado Eric Carle. Este cuento le gusta mucho a los niños pequeños, yo diría que a partir del año y medio, porque además, como todo lo que hace su autor, es muy visual, y tiene un punto así mágico muy bonito. Además, a mí la Luna en los cuentos siempre me ha dado mucho juego, porque es un elemento conocido para ellos, y luego van por la calle, la ven y se ponen muy contentos. 

-Adivina cuánto te quiero. Y de un clásico infantil a otro. "Adivina cuánto te quiero" es probablemente uno de los best-sellers infantiles más tiernos y bonitos del mercado, y aunque, en mi cabeza, los protagonistas son una madre y su hijo, lo cierto es que esto no se llega a decir en ningún momento. En el cuento se habla de "la pequeña liebre color de avellana" y de la "gran liebre color de avellana", pero no se dice si esa liebre es su mamá, su papá, o por qué no, su abuela. Y precisamente porque no se dice quién es, pues puede ser cualquier figura de apego con la que a tu niño le encante leer el cuento. Para mí, este cuento es como un libro de fondo de armario, de esos que hay que tener sí o sí y que, obviamente, también está en mi lista de favoritos


-Todos los viernes: Este cuento lo descubrimos hace poco en nuestra amada y siempre adorada biblioteca, y nos encanta. Es de esos cuentos que narran cosas sencillas, esos pequeños detalles rutinarios en la vida de los niños pero que son la esencia de una infancia feliz. Los recuerdos que se quedan para siempre. Un padre y su hijo tienen una tradición de viernes, y a los dos les encanta. Un cuento muy tierno que nos invita además a crear nuestras propias tradiciones en familia.


-El cuento del otro día: este cuento, sorpresa, me enamora perdidamente. Habla del vínculo de un padre con su hijo que se crea a través de los cuentos. Cada noche, el papá me cuenta a su hijo un cuento que se inventa para que este se duerma, y una historia le lleva a la otra y al final crean juntos un universo de aventuras, recuerdos y amor. Una auténtica preciosidad de libro, que además tiene, como se adivina en la portada, unas ilustraciones deliciosas.


-Mi lazarilla, mi capitán: Y bueno, qué decir de este álbum ilustrado. Me encanta. No en vano lo elegí como uno de los finalistas en mi concurso imaginario de mis mejores descubrimientos cuentiles de 2021. “Mi lazarilla, mi capitán” es una historia tiernísima sobre el camino a la escuela que diariamente realizan un padre ciego con su hija, que también tiene falta de visión, y todos los pensamientos maravillosos y llenos de amor y cuidado que surgen entre ellos durante el trayecto. Es, de verdad, uno de los cuentos más bonitos que he leído nunca, y que además son el punto de partida perfecto para generar conversaciones sobre cómo debe ser vivir sin ver, y en general sobre la diversidad funcional. 


-Una canción: un cuento muy chulo que combina la relación padre- hijo con el amor por la música. Si el papá de nuestra criatura es melómano, este es vuestro cuento. 


-Estamos aquí: este cuento tampoco habla exclusivamente la figura paterna. O bueno, no pero sí. Este libro, un gran hit en la literatura infantil de nuestros días y un súperrecomendado para los 3 años en adelante, habla fundamentalmente del planeta tierra, de nuestro lugar en el mundo y el universo, y de cómo cuidarnos los unos a los otros. Su autor, mi admirado Oliver Jeffers, escribió este cuento cuando nació su hijo, con la intención de explicarle las cosas más importantes que debería saber sobre nuestro planeta. Y, de hecho, así empieza el cuento y ese es el hilo conductor del mismo: un padre explicándole a su bebé todo o casi todo lo que sabe sobre la Tierra. Un cuento que recomiendo sí o sí, independientemente de que sea el día del padre o no, pero que en esta fecha es la excusa perfecta para comprarlo.

-Lo que construiremos: a este cuento ya le dediqué un post entero en el blog, porque me gusta tanto que necesitaba explayarme sobre lo bonito que era. Del mismo autor que el anterior, está claro que a este hombre la paternidad lo atraviesa, porque si el anterior está dedicado a su hijo, este está dedicado a su hija. El libro es una especie de tratado sobre todas las cosas bonitas que espera vivir con su hija, y la relación que quiere construir con ella. Fue el regalo de Vera a su padre el año pasado, y a todos nos encantó. 

-Tú y yo, yo y tú: me encanta este cuento. Es una recopilación muy tierna del día a día de un padre y su hijo, poniendo énfasis en que, cuando eres padre, aprendes a redescubrir el mundo con mirada de niño. Para mí, ese es uno de los regalos de la pa/maternidad, y creo que este libro lo refleja muy bien. No obstante, juega un poco con el lenguaje figurado, o más bien, con inferir el significado del lenguaje a través, de la imagen, por lo que diría que al menos hay que esperar a que el pequeño tenga 4 años para leerlo.

-Lo que papá me ha dicho. Este cuento forma parte de la serie a la que yo llamo "de Archibaldo" y que conocí por primera vez cuando abrí un cuento que era tan tan bonito que casi me da un infarto cerebral mientras lo leía, el que sería el equivalente a este cuento pero para mamá en vez de para papá, y que evidentemente recomendé en mi selección de cuentos para el día de la madre. "Lo que papá me ha dicho" es un diálogo que tiene el niño con su padre sobre adónde puede llegar en la vida y cómo afrontará los obstáculos que se le presenten. Me encanta y en el futuro lo compraremos seguro. Yo diría que a partir de 5 años.

-La gota gorda. Este es un cuento muy tierno sobre la relación tan especial que tienen un papá muy particular -porque es un gigante - y una hija muy particular -porque es muy pequeña-. El libro cuenta cómo, da igual lo distintos que seamos, porque el amor no está en ser iguales: el amor está en cuidarse y en querer entenderse. Y eso este padre y esta hija lo hacen genial. Yo diría que a partir de 4 años se puede leer. 

-Mi papá… el que más mola del universo: este cuento está muy bien porque es así un concepto distinto. Es como un cuento “personalizable”, que narra una historia y a continuación le pide al niño que haga algo, del tipo dibujar a su padre, pegar una foto con él, escribir sus comidas favoritas… cosas así. Creo que es un libro para ir rellenando con calma, y al final quedará una cosa muy bonita que será un recuerdo para siempre. Por el lado malo, que creo que es para niños más bien mayores, diría a partir de 6 años, porque antes, algunas de las cosas que pide hacer pueden resultarle difíciles.

Pues hasta aquí mi selección para este día. Espero que os haya gustado, y espero especialmente que os haya dado ideas de cuentos que leer con vuestros hijos. Pocos regalos mejores os podéis hacer mutuamente. 

Sin más, gracias por leer. ¡Hasta la próxima!


Clara.

Si has leído esto, quizás te interese...

Cuentos para el día de la madre

Los mejores cuentos para leer a tu bebé

Comentarios