Cuentos para el día del padre

Hola queridos, ¿cómo estáis?

Bueno, pues por el título del post es bastante obvio, ¿no? Hoy vengo hablaros de cuentos para regalar a papá por el día del padre, o que leer con papá en general. El Día del Padre y de la Madre ha quedado desterrado -o al menos eso creo - en la mayoría de las escuelas, y menos mal, porque gracias al cielo hoy las familias son diversas y hay niños que no tienen padre, o que tienen y no los ven, o que tienen dos madres, o mil  circunstancias más. Con lo cual, celebro que este día se haya quedado fuera de las aulas, lo que no quita, evidentemente, que si hay un papá  -o varios- en casa, esta semana sea una ocasión excelente para regalarle -o que el papá regale a los niños, esto me gusta aún más- uno de estos cuentos. Para mí, ya lo sabéis, no hay mejor regalo, porque cuando regalas un cuento, estás regalando mucho más que un libro: estás regalando conexión, recuerdos, y amor. Pero bueno, que me callo ya, que me meto en mi misma turra de siempre.

Sin más, paso a enseñaros mi lista de cuentos:

-¡Mira, es papá! Los libros para bebés en formato cartoné -páginas duras- siempre tendrán un lugar especial en mi corazón, aunque ya no los leamos. Creo que es esencial empezar a leer cuentos a los niños antes del año. Os aseguro que es algo que ambos disfrutaréis muchísimo. Pero bueno, que eso la mayoría de los que me leéis ya lo sabéis. El caso es que este cuento es perfecto para los más peques de la casa. Habla de los distintos tipos de papás que hay -empieza por el del bebé, el papá humano- y luego va enseñando distintos papás de animales -ya sabéis que siempre digo que la temática de animales siempre triunfa con los bebés- acompañándolos de distintas cualidades que tiene cada uno. Lo digo, si tienes un peque de alrededor de un año y buscas uno con la temática "papá", este es tu cuento. 

-P de papá. Este fue el primer cuento que Vera le regaló a su padre por el día del padre. Es sencillo, es divertido, es muy gesticulable, y a los niños de 1-2 años les encanta. Lo único malo en ese sentido es que las páginas son de papel, no duras, pero bueno, que el cuento está muy bien. 

-Papá, por favor, consígueme la luna. Un clásico de la literatura infantil de nuestros días bajo el inconfundible sello de mi adorado Eric Carle. Este cuento le gusta mucho a los niños pequeños, yo diría que a partir del año y medio, porque además, como todo lo que hace su autor, es muy visual, y tiene un punto así mágico muy bonito. Además, a mí la Luna en los cuentos siempre me ha dado mucho juego, porque es un elemento conocido para ellos, y luego van por la calle, la ven y se ponen muy contentos. 

-Adivina cuánto te quiero. Y de un clásico infantil a otro. "Adivina cuánto te quiero" es probablemente uno de los best-sellers infantiles más tiernos y bonitos del mercado, y aunque, en mi cabeza, los protagonistas son una madre y su hijo, lo cierto es que esto no se llega a decir en ningún momento. En el cuento se habla de "la pequeña liebre color de avellana" y de la "gran liebre color de avellana", pero no se dice si esa liebre es su mamá, su papá, o por qué no, su abuela. Y precisamente porque no se dice quién es, pues puede ser cualquier figura de apego con la que a tu niño le encante leer el cuento. Para mí, este cuento es como un libro de fondo de armario, de esos que hay que tener sí o sí. 

-Lo que construiremos: a este cuento ya le dediqué un post entero en el blog, porque me gusta tanto que necesitaba explayarme sobre lo bonito que era. Lo tengo guardado desde que lo compré, pero ya no aguanto más y creo que se lo voy a dar a Vera para que se lo regale a su padre este año. Si queréis más info sobre él, pues id al post, pero vamos, que es un cuento espectacular.

-Lo que papá me ha dicho. Este cuento forma parte de la serie a la que yo llamo "de Archibaldo" y que conocí por primera vez cuando abrí un cuento que era tan tan bonito que casi me da un infarto cerebral mientras lo leía. Pero de ese libro ya os hablaré más adelante. Solo decir que era un libro dedicado a la mamá de Archibaldo, y este es el libro dedicado a su papá. Y es muy bonito (no tanto como el otro, cierto es, pero también muy chulo). Es un diálogo que tiene el niño con su padre sobre adónde puede llegar en la vida y cómo afrontará los obstáculos que se le presenten. Me encanta y en el futuro lo compraremos seguro. Yo diría que a partir de 5 años.

-La gota gorda. Este es un cuento muy tierno sobre la relación tan especial que tienen un papá muy particular -porque es un gigante - y una hija muy particular -porque es muy pequeña-. El libro cuenta cómo, da igual lo distintos que seamos, porque el amor no está en ser iguales: el amor está en cuidarse y en querer entenderse. Y eso este padre y esta hija lo hacen genial. Yo diría que a partir de 4 años se puede leer. 

Pues hasta aquí mi selección para este día. Espero que os haya gustado, y espero especialmente que os haya dado ideas de cuentos que leer con vuestros hijos. Pocos regalos mejores os podéis hacer mutuamente. 

Sin más, gracias por leer. ¡Hasta la próxima!


Clara.

Si has leído esto, quizás te interese...

Los mejores cuentos para el segundo año de vida

Los mejores cuentos para leer a tu bebé

Comentarios