Cuentos para amar el medio ambiente

 ¡Hola a todos! 

¿Cómo estáis?

Una intenta darle cariño al blog y actualizar más a menudo, pero luego la vida pasa y, en fin, qué os voy a contar. Pero el caso es que hoy vengo con un post que me gusta mucho, que, como casi todos, llevo preparando durante meses, apuntando en mis mil millones de listas cada cuento que veo que pueda encajar en la categoría, en este caso, cuentos para cuidar el medio ambiente, con motivo del Día de la Tierra, que se celebra hoy.

Creo que a estas alturas es hasta insultante que yo explique aquí la importancia que tiene cuidar el planeta, obviamente, eso ya os lo sabéis todos. Tampoco es necesario que recalque lo crucial que es que eduquemos a nuestros hijos en el amor, respeto y cuidado de la naturaleza porque, sencillamente, si no, no habrá futuro. Así de simple, si es que no creo que haya que decir nada más, ya lo sabéis vosotros.

Y, como siempre, los cuentos de esta temática, pues me gustan. Tampoco sin dar mucho la brasa, sin obsesionarnos y sin ser catastrofistas y agobiar, y a veces, que ya sabéis que esto me encanta, sin que el tema en sí sea demasiado evidente -porque un cuento que te hable de lo especiales y maravillosas que son las ballenas azules y que hace que te enamores de ese animal te está invitando, aunque no te lo pida expresamente, a cuidar el planeta, y este es el estilo de cuentos que más me gusta-.

Así que, sin más, aquí va mi selección. Como siempre, son todos los que están pero no están todos los que son, porque mi vida es un descubrir y descubrir cuentos, pero bueno, aquí hay que resumir. Espero que os guste, a mí todos los que saco aquí, como siempre, me enamoran. Allá va:

-Todo es color: este libro no lo tenemos pero lo he tenido en mis manos en la librería y os puedo asegurar que es PRECIOSO. Si tuviera un bebé de alrededor de un año en casa y estuviera buscando un cuento, no necesariamente de esta temática, sino un cuento chulo en general, compraría este. Todo es color es un catálogo de colores en el que en cada "capítulo" se enseñan cosas de ese color relacionadas con la naturaleza: comidas, plantas, animales.... las ilustraciones son MARAVILLOSAS, parecen fotografías, muy realistas. Me parece un libro ideal para descubrir poco a poco con los pequeños, para ampliar vocabulario, para hacer conexiones con el mundo real... además de para "trabajar" -aunque ya sabéis que yo no soy nada fan de "trabajar" cosas a través de los cuentos- los colores. 


-¿Qué hace falta?: emmm... podría ser más bonito este cuento? Es la simpleza y la belleza hecha cuento, y a mí los diseños simples me encantan. Esta reedición del mítico Gianni Rodari nos lleva a plantearnos qué necesitamos para hacer algo tan cotidiano como una mesa, y la respuesta está en otra cosa tan cotidiana como una flor. Es un libro genial -también os lo enseñé en IG- y del que además muy fácilmente se saca una melodía para cantar, cosa que ya sabéis que siempre recomiendo. 


-Un árbol: este libro, perteneciente a "la colección de Alina", me gusta muchísimo. Pero muchísimo. Porque hace plantearse al niño todas las cosas grandes que pueden suceder tras una acción aparentemente pequeña, y cómo un ser pequeño, como una niña, puede tener una gran contribución a algo tan grande como el planeta. Es, además, muy pero que muy divertido, a los niños les gusta mucho, porque la forma de contarlo es muy original (ya os lo enseñé en IG en su día). En fin, que, para mí, es un básico. 


-La pequeña Inuk: de este cuento ya os hablé en el post que os hice de cuentos para celebrar el invierno. Habla de una niña que vive con su tribu en el Ártico, y tiene, lógicamente, una vida muy distinta a la que pueda tener una niña de una ciudad europea como Vera. El libro es casi todo explicarnos cómo es su vida, quién es su familia, qué hace ella... pero al final del libro hace un pequeño y sencillo llamamiento a salvar los océanos, y ese toque ambientalista al final del libro hace que me guste mucho. Nosotras lo sacamos hace meses de la biblioteca y fue un hit, Vera todavía se acuerda de él. 


-Teo en el parque natural: este cuento es como que no pega mucho en esta lista porque es muy antiguo y los cuentos de Teo pertenecen como a otra generación, pero ya sabéis porque os lo he dicho alguna vez, que en casa somos muy muy fans de este niño, especialmente Vera, que es fanática suya. Concretamente, este lo sacamos de la biblioteca hace unos meses, porque ahora que la pandemia y sus restricciones parece que el único divertimento que nos ha dejado es la naturaleza -y yo no me quejo, oye, a mí me encanta- sí que es verdad que, como todos supongo, hemos hecho bastantes excursiones y este cuento refleja un poco eso, la diversión que es en el imaginario de un niño pasar un día de aventuras en la naturaleza y cómo un día que a ti te puede parecer más o menos ordinario, para ellos es algo que pueden recordar toda su vida. 


-El árbol de la escuela: este es un libro que pienso que enseña muchísimas cosas, tantas que ya en su día hice un post para hablar solo de él, porque me encanta. Porque sí, la defensa del medio ambiente, desgraciadamente, a día de hoy es inseparable del activismo, porque los gobernantes de este planeta no nos quieren escuchar. Pero para eso hay una generación de niños - viva Greta Thunberg!!-, como el protagonista de este cuento que, como buenos niños que son, van sobrados de entusiasmo y energía para darnos lecciones a los adultos. Ecologismo y resiliencia infantil, qué combinación tan bonita, y la tenéis en este libro. 


-Ya soy mayor y puedo salvar el planeta: aunque el título de este libro normalmente me daría pereza, lo cierto es que el cuento está muy bien. Su mecánica es sencilla: expone 12 problemáticas que tiene el planeta a día de hoy a través de 12 niños de todo el mundo que están llevando la delantera y convirtiéndose en activistas por el medio ambiente. Explican el problema y dan un ejemplo de liderazgo y esperanza. Me gusta mucho. Además, los dibujos son chulos y el lenguaje es sencillo. Yo diría que a partir de 5 años, quizás antes, se puede leer. 


-The mess that we made: este cuento -está en inglés, hasta donde sé no tiene traducción, teniendo eso en cuenta diría que es para un niño que tenga un nivel avanzado de inglés que me gusta mucho, y os voy a explica por qué: porque primero te explica la puta mierda de planeta que las personas estamos dejando al resto de seres vivos, pero luego te explica por qué nosotros mismos podemos ser la solución y aún estamos a tiempo -aunque nos quede poco- para darle la vuelta a la tortilla y no cargarnos el planeta. Por mi carácter, jamás le leería a Vera un libro que simplemente se quedara en lo mal que lo hacemos. Es algo desmoralizante y creo que puede llegar a agobiar bastante, y muchos de los cuentos que veo con esta temática son así, y por eso no están incluidos en esta lista. Este no lo es, y además es muy bonito.


-El árbol generoso: este es un libro muy particular, pero que vi una vez en la librería y me gustó mucho. Por lenguaje, es más o menos sencillo, pero por lo que cuenta, es complejo. Yo diría que es para 8 años en adelante. El cuento narra la vida paralela de un niño y un árbol... cómo crecen juntos y cómo el árbol le va acompañando en todos los momentos de su vida, hasta el final, y cómo siempre, el árbol es feliz haciendo feliz al niño. 


-El hilo invisible de la naturaleza: este libro nunca lo he leído ni lo he tenido en mis manos, pero le tengo muchas ganas. Si el destino quiere que caiga en mis manos, se vendrá conmigo a casa. Es una mezcla de libro científico con un libro fantástico, que va relatando en distintos capítulos el impacto que tiene la intervención humana en el cuidado del planeta, y cómo una cosa va llevando a la otra... lo que viene a ser el efecto mariposa. Además, las ilustraciones me parecen muy chulas. 


-Con calma: este es otro libro que me encanta y que tengo apuntada en mi lista de futuras compras para cuando le llegue el momento (en realidad, sé que a Vera se lo podría contar ya, porque es una niña muy curiosa y este tipo de cosas le interesarían, y lo único que tendría que hacer sería resumírselo y adaptarle el lenguaje; pero oficialmente diría que es para niños de a partir de 6 años). Se trata de un precioso libro divulgativo sobre la naturaleza, en el que se cuentan 50 historias que, en nuestro mundo, son de lo más cotidiano, pero que en realidad es más que probable que muchos de nosotros nunca nos hayamos parado a observar con calma. Y cuando lo hagamos, nos daremos cuenta de que, efectivamente, la naturaleza es increíble. Este libro me encanta porque no te dice directamente "tienes que cuidar el medio ambiente", sino que te enseña las cosas maravillosas que hace la naturaleza, como por ejemplo, el rocío posándose en una hoja o la labor titánica de las hormigas al tejer su nido. Y si el niño lee esa y más historias y le interesan, cuidar, amar y respetar el medio ambiente, en él, vendrá solo, y no necesitará que nadie le pida hacerlo 



-100 cosas que saber para salvar el planeta: este es el típico libro informativo de Usborne que es un básico. No es un libro para leer de una sentada, o quizás sí, no sé, porque luego a los niños estos formatos le gustan, sino más bien para tenerlo ahí e ir consultándolo poco a poco. Son, como su propio nombre indica, 100 cosas necesarias para salvar el planeta, una por página, algunas bastante obvias para el gran público, pero otras muy específicas y súper interesantes que os puedo asegurar que ni yo ni, diría, la mayoría de los mortales conocíamos. Eso sí, para lectores avanzados, de unos 7 años, diría yo. Pero vamos, que muy recomendable, porque además creo que a raíz de su lectura los niños pueden seguramente sugerir cambios cotidianos, cosas que hacer en casa como familia para cuidar el medio ambiente, y puede ser como un proyecto común muy chulo.


-Un magnífico inventario de animales por salvar: los libros que publica la editorial Maeva no son cualquier cosa. Suelen ser, en general, piezas casi de coleccionismo. Este libro, que, ya os aviso, es para mayores, yo diría a partir de 10 años es una encilopedia-compedio de eso, de animales por salvar (me encanta el título. No "animales en peligro de extinción", sino "animales por salvar". Mucho mejor). Se presenta un animal, con una ilustración muy bonita y realista, y a continuación tenemos un texto sobre él, por qué es tan especial, y por qué está en peligro. Muy chulo. 



-Colección La Ballena Azul/ El elefante/ El Oso Polar: dejo para el final el plato fuerte, los que creo que son mis favoritos de esta selección y que han pegado muy fuerte en los últimos meses en mi casa. Tengo pendiente grabar un vídeo enseñándolos y subirlo a IG, pero es que, chica, no me da la vida. Pero bueno, que se trata de una colección que, por el momento, tiene tres ejemplares -y ojalá vaya aumentando- en el que cada uno es un monográfico sobre un animal concreto: la ballena azul, el elefante y el oso polar. Y son libros, pues bueno, muy divulgativos, muy científicos, donde aprendes un montón, pero que además están contados de forma muy original, divertida y bonita, dando datos y haciendo analogías curiosas que a los niños les llaman un montón la atención. De verdad, os los recomiendo muchisísimo, porque además vuelven a ser ese tipo de libro del que hablaba antes, que no necesita apelarte directamente a que cuides nada, porque si te gusta el libro, te entregas directamente a la causa: cuando descubres lo increíbles que son las ballenas azules, entiendes que los océanos tienen que estar limpios, cuando aprendes tanto sobre los elefantes y su vida, comprendes sin que nadie te lo explique que un elefante encerrado en un zoo es un sinsentido. O cuando te diviertes tanto leyendo sobre los osos polares, no hace falta que nadie te recuerde que o paramos el calentamiento global, o vamos a destruir su hábitat. Esto, en cualquier caso, no es algo en lo que caiga exactamente una mente de 3 años como la de Vera, pero lo que os digo, que si tú le enseñas las maravillas de la naturaleza, querrán protegerla. Y vamos, que esta colección os la recomiendo hasta el fin. Os grabé un vídeo enseñándola que podéis ver aquí



+ Bonus Track especial, la Revista Pantera: no podía dejar pasar esta ocasión sin mencionar a un proyecto casi recién nacido -diría que tiene poco más de un año- pero que me encanta, y es la Revista Pantera, como ellos mismos se definen, "la revista para los niños y niñas que sí salvarán el planeta", una revista-libro dirigida a niños -aunque también es muy interesante para adultos- SÚPER bien hecha y cuidada para leer en con calma que trata temas como la biodiversidad pero también otro como, no sé, la población, el acceso a recursos y cosas así. Está muy muy bien, creo que sale un número cada tres meses o así, echadles un ojo a sus redes. Tienen ya un número dedicado a los océanos sin plásticos, otro a la defensa de los animales y otro a los lugares que habitamos. Yo aún no he comprado ninguna porque creo que todavía a Vera se le quedan un poco pequeñas, pero vamos, cuando llegue el momento lo haré, e incluso podría comprarlas ya y guardarlas para el futuro, porque, desde luego, son de coleccionista. 

Y nada, con esto acabo, espero que os haya gustado. Un abrazo y brindemos por un futuro más verde.

Como siempre, gracias por leer.

Clara. 

Comentarios